23 noviembre 2014

El punto ciego de Podemos

Hace bastante tiempo hablaba del punto ciego moral que todos tenemos. Viendo las últimas noticias sobre Podemos, me volví a acordar de él.

Resulta curioso ver cómo Íñigo Errejón presume de sus declaraciones para inmediatamente ser vapuleado por hordas de tuiteros indignados. Mientras, algunos miramos a esa cúpula compuesta por politólogos de la Complutense y entonamos el "se veía venir".

No tengo duda de que cuando los líderes del nuevo partido dicen ser gente decente y merecedores del apodo de "azote de la casta", lo dicen con sinceridad. Pero les tocaron el punto ciego. Porque, sin saberlo, han crecido en una de las pozas más endogámicas y, por extensión, corruptas de este país: la Universidad Complutense. Obviamente, no toda está podrida (ni siquiera la mayoría), pero creo que quienes hayan hecho o intentado hacer un doctorado saben de lo que estoy hablando.



(Sé que el vídeo se de TeleMadrid, que no es bastión de la neutralidad informativa, pero el radicalismo es síntoma de ignorancia y eso es algo que no debería verse en una universidad).

Íñigo Errejón cobró por hacer un trabajo que, según el contrato, necesitaba una dedicación de 40 horas semanales para ser terminado. Incluso si fuese un genio -algo improbable, sino no se hubiese plantado en los 31 tacos de eterno eventual- no salen las cuentas.

En estos momentos, imagino a Pablo Iglesias y compañía reunidos intentando entender qué ha pasado. ¿Por qué lo llaman "contratación a dedo"?¿Acaso no es normal que, si tienes oportunidad, ayudes a un amigo en paro ajustando lo más posible la descripción de un puesto de trabajo a su perfil? Y ya si puedes ¿No es de colega exagerar un pelín las horas necesarias para acabar el trabajo para que tus jefes le paguen más? Y vale, cobró de Podemos mientras tenía ese contrato exclusivo, pero tampoco es que hayan robado millones como los de los grandes partidos.¿Quién lo va a notar? Es picaresca sin víctimas ¿No es lo que hacemos todos?

Obviamente no, no es lo que hacemos todos. A la mayoría de la población le entraría la risa floja si su contrato de cuarenta horas semanales solo implicase cuarenta. Pagan lo justo a amigos y extraños porque lo que entra en la billetera del asalariado sale de la de un jefe con la soga al cuello. Los otros políticos roban más (aunque muy hormonado tendría que estar el toro extremeño para tirar lo mismo por el puente aéreo), pero no se forjaron sin más discurso que la mesiánica promesa de limpiar el templo de mercaderes. En cuanto a las víctimas, que se lo digan a esta miembro de la Plataforma Anti-Desahucios de Málaga (si el enlace no funciona, haciendo click en la imagen se ve más grande):


Podemos saldrá de esta, porque es fácil. Todo lo que tiene que hacer Errejón es presentar un informe sobre la situación de la vivienda en Málaga que se ajuste a lo esperado. Sólo en el Comité Ciudadano hay más de veinte alumnos de su facultad. Se conocen. Se aprecian. Han vivido mucho juntos. Seguro que la mayoría están dispuestos a pasar día y noche trabajando o coaccionando alumnos para cubrirle las espaldas a un colega en apuros.

Pero, cuando un partido tiene tantos peces gordos criados en la misma charca, es lógico pensar que esto sólo es el principio. Seguro que las "becas black", las acusaciones de prevaricación a la novia de Iglesias, las sospechas de que al responsable de financiación de La Tuerca le falte un tornillo o la colocación de una chica hasta ahora sólo conocida por airear las domingas en una capilla (no envidio la resaca del día siguiente) y ser la novia de Errejón como número trece del Comité de decisión (Villarejo es el sesenta y dos) son la punta del iceberg. Y no porque sean corruptos, sino porque, en sus círculos, no hay distinción entre amiguismo y amistad. Es su punto ciego.

Como decía un sabio profesor, lo único que hace falta para tener trapos sucios es vivir lo suficiente. Nadie está libre de pecado y pocos son los que no lo entienden. Pero lo que sí es decisivo es lo que se haga después. Reconocer nuestro punto ciego es difícil pero, una vez expuesto, ignorarlo puede ser letal.

16 noviembre 2014

El acebal



 
Es el final de la tarde. Pacen calmosos unos semovientes en el silencioso ocaso que se acerca. Las enrevesadas formas alargadas de las nubes dejan pequeños resquicios por los que se despide el sol. El leve movimiento del ramaje de los acebos es como un pestañeo de la naturaleza. Cruje la grava al son del  lento caminar del magnánimo maestro y del atento pupilo; haciendo  el primero de su verbo viva enseñanza para el segundo.

Sin alzar la voz, casi susurrando, los dos caminantes  gozan de la palabra como la más placentera fruta del atardecer; degustándola a cada paso en concordancia con la quietud y el amplio horizonte  que les acoge. Nada perturba su plática: un remanso en el fluir vital, otrora lleno de cataratas y rápidos.

No importa el tema (el último libro, el próximo viaje,  la paternidad, el soberbio  autor que pasa desapercibido y la mediocre obra de la que todo el mundo habla…). El maestro, con afabilidad y sapiencia, suelta al aire  pensamientos y  sentencias que el aprendiz recoge con gozo y gratitud, como obsequio  inesperado,  como  refrescante lluvia en  tarde bochornosa. Y como neófito percibe la complacencia del instante, el  latir del universo proyectado sobre el suelo que pisa  y el roce de lo inefable.

Se despide del maestro al final del camino, contempla  el paraje de ocre pálido moteado de lamparones verdes,  llena sus pulmones del tibio aire y el alma se regocija con la satisfacción  de la apetencia colmada. 

10 noviembre 2014

El método Reggio Emilia

Durante mucho tiempo pensé que el modelo educativo de las guarderías escocesas era un "Montessori adaptado". Pero recientemente descubrí que utilizan otro tan poco conocido en España que ni entrada en Wikipedia tiene, el Reggio Emilia.

Todos los métodos educativos afirman desarrollar la curiosidad natural del niño respetando su individualidad y sus ritmos de crecimiento. Por eso, para entender la educación en las guarderías escocesas (de cero a cinco años), voy a intentar hacer un resumen comparando las diferencias con otros métodos famosos: Montessori y Waldorf.

Historia:

Waldorf

Fundada tras la primera guerra mundial por Rudolf Steiner (1861-1925), un filósofo austríaco calificado por defensores y detractores como "iluminado". La primera escuela fue para los hijos de empleados de la tabacalera Waldorf-Astoria, en Stuttgart, Alemania.

Montessori

Fundada por María Montessori (1870-1952), madre soltera y la primera mujer médico de Italia. Empezó en 1907 con una escuela para niños discapacitados en barrios marginales de Roma.


Reggio Emilia

De tener un fundador, sería Loris Malaguzzi (1920-1994), un maestro de primaria que, tras la devastación producida por la segunda guerra mundial, coordinó a los educadores, padres y niños de su ciudad, Reggio Emilia, para crear una escuela cooperativa.

Principios:

Waldorf

Steiner creía en la unidad de alma, espíritu y cuerpo y que la buena educación restauraría el balance entre pensamiento, voluntad y sentimiento. Su teoría del crecimiento se basa en tres niveles de siete años cada uno. En el primer nivel, los niños desarrollan la fantasía a través del lenguaje oral (nunca escrito), los cuentos de hadas y las canciones. Se entretienen en labores domésticas como cocina, manualidades o agricultura. Se evita el uso de tecnología.

El objetivo es un ser humano espiritual en contacto con la naturaleza.

Montessori

Las ideas de Montessori se inspiran en pensadores como Rousseau, Pestalozzi, Seguin, o Itard. Es una filosofía constructivista, basada en un niño deseoso de conocimiento que aprende en contacto con la realidad, el juego y el trabajo. Las clases se separan en grupos de tres en tres años. Los profesores introducen conceptos a desarrollar por los niños en asignaturas como vida práctica, desarrollo de los sentidos, matemáticas, lenguaje, ciencia, geografía, arte o música. El currículum es individualizado, habiendo así marcadas diferencias en objetivos como la lectura.

El objetivo es una persona independiente y con sentido crítico.

Reggio Emilia

Las ideas de Malaguzzi son afines a las de Dewey, Piaget, Vygotsky o Bruner, aunque rechaza la idea del desarrollo por etapas de Piaget. Este método ve al niño como un ser social que aprende de adultos, otros niños y el mundo que le rodea y que, a su vez, cambia su entorno renovando la cultura y valores de quienes conoce. La educación en este sistema va pues del adulto al niño y vice-versa. Para ello, la comunicación es crucial.

El niño en este sistema da y recibe conocimientos en las áreas que sean útiles en su entorno, al ritmo que marque la vida. Esto incluye tanto manualidades o letras como comer solos, ponerse el abrigo, etc. Lo importante no son tanto los conocimientos como identificar y aprovechar las fuentes de las que se pueden obtener, es decir, el objetivo es "aprender a aprender".

El alumno ideal en este caso es una persona integrada en la sociedad que le rodea.



(En italiano con subtítulos en inglés)

En resumen: Cada una de estas filosofías aspira a educar adultos de personalidades similares a la de sus fundadores.

La función del profesor:

Waldorf

El educador es el líder grupal, diseñando actividades y formando estrechos lazos personales con el niño.

Debe generar un ambiente íntimo y hogareño.

Cuida cada paso del crecimiento para proteger la creatividad y el desarrollo espiritual y emocional del niño.

Los materiales didácticos han de promocionar la fantasía, retrasándose aprendizajes prácticos como los colores, la lectura o los números hasta al menos los seis años.

Montessori

El educador coordina sin intrusión actividades motivadas por los alumnos.

Ha de fomentar la autoconfianza y la disciplina interna del niño.

Debe facilitar una atmósfera ordenada, de calma productiva y no interrumpir a un niño en su trabajo.

Los materiales didácticos han de presentar el mundo con belleza y no introducir la fantasía hasta los seis años.

Reggio Emilia

El educador es a veces líder, a veces espectador y siempre fiel notario del progreso infantil.

Una clase tienen varios profesores y asistentes que crean una estructura en la que se pueda aprender a resolver problemas y explorar, solo o con ayuda de otros.

Deben fomentar una atmósfera cordial y alegre donde estar cómodo.
Los materiales didácticos provienen del entorno y se deciden entre todos, sin más limitación que las preferencias del grupo.

Evaluaciones

Waldorf

¿Cómo se evalúa el crecimiento espiritual? No se puede, luego se limita a conversaciones entre padres y educadores.

Montessori

Es el método más propenso a la evaluación objetiva del alumno, proponiendo proyectos y trabajos en los que se permita un asesoramiento de su nivel de lectura, matemáticas, etc.

Reggio Emilia

Al desarrollarse en un ambiente de continua adaptación y cambio, la evaluación se lleva a cabo a través de diarios en los que se incluyen reflexiones de padres, educadores y niños, así como fotografías y manualidades infantiles. Estos diarios están a disposición de tutores, padres y niños para modificación y consulta.

En este sistema, la evaluación es una herramienta para la reflexión y el diálogo, no para medir los conocimientos del alumno.

Ejemplo Práctico: ¿De dónde vienen los niños?

Para entender un poco mejor las diferencias, voy a intentar explicarlas con un ejemplo. Obviamente, las respuestas no son rígidas y cada centro educativo tendrá formas diferentes de abordar el tema, pero da una idea general.

Waldorf

Según cuenta Rudolf Steiner en su libro "La sexualidad, el amor y la unión: Desde la perspectiva de la Ciencia Espiritual": "Cuando se enseña a los niños a sentir la belleza del amanecer y el atardecer, a ser sensible a la belleza de las flores y de la majestad de los truenos y relámpagos, cuando, en resumen, desarrollamos en ellos el sentido de la estética, estaremos haciendo mucho más por ellos que si fuéramos a darles la educación sexual que se ha convertido en costumbre dar a los niños en la etapa más temprana y que, a menudo, se lleva a extremos absurdos."

Montessori

La respuesta depende de la edad del niño y su nivel de curiosidad, pero será realista y basada en la evidencia. En algunos parvularios existen dibujos de un niño y una niña desnudos en un estilo simple y tierno que les permite entender sus diferencias con naturalidad.

Reggio Emilia

La pregunta suele surgir a partir de la llegada de un hermano. Así, el primer paso será reunir a hermanos mayores para que cuenten sus experiencias. Los profesores corrigen o amplían la información según vean necesario. Se hacen manualidades relacionadas con los conocimientos adquiridos y se guardan en los diarios.

Debilidades del método Reggio Emilia:

Aunque en general los resultados sean muy satisfactorios, en mi experiencia, la enseñanza cooperativa tiene algunas asperezas que limar.

Sobreestimulación: Tanto aprender todo de todos puede ser agotador. Aunque el niño no tenga la obligación de participar en ninguna actividad, si es muy curioso, puede acabar intentando prestar atención a varias a la vez.

Burocracia: Los diarios son, por necesidad, agotadores y muy detallados. Hoy tengo en casa un informe por rellenar entre la niña, la profesora y yo con preguntas tan "fáciles" como "los rasgos característicos de mi hijo son..."

Responsabilidades: Es elemental, cuando todos hacen un poco de todo, si algo sale mal, cambiarlo cuesta mucho. Para poder seguir la pista a lo que pasa, los diarios son esenciales, con lo que volvemos al tema anterior.

02 noviembre 2014

Detalles de la Merchant City de Glasgow

La llamada Merchant City de Glasgow es el barrio formado por los edificios de negocios creados por los comerciantes que hicieron a la ciudad la segunda del Imperio Británico hace unos tres de siglos. También incluye el ayuntamiento y su plaza.

Esta zona es quizá la más ostentosa en cuestión de arquitectura, donde abunda la piedra tallada, los techos altos y el neoclasicismo. Ya he mostrado alguna cosilla antes. Por eso, si nos dedicamos a los planos cortos, lo que más abunda son imágenes como esta:


Pero he paseado demasiado por sus calles como para seguir esa senda sin aburrirme.

Hace unos días tuve lo que últimamente considero un rarísimo regalo: tiempo para perder. Coincidió que era en ese barrio, así que me llevé la cámara y me dediqué a disparar a los objetivos que me parecieron más anacrónicos o curiosos.

¿Qué se esconde tras estos barrotes de hierro forjado en una esquina del ayuntamiento?

Entre techos tallados en piedra dorada y bañado por luces halógenas está posiblemente el basurero más glamuroso que he visto.


Siguiendo con el paseo, en el patio trasero de una iglesia me encuentro varias tumbas de lo que supongo son gentes que trabajaron en la zona. Es una pequeña joya para los amantes de lo neogótico pero lo que me ha saltado a la vista ha sido esto:

Se trata de un pasaje de la Biblia en inglés antiguo pero que, tras la evolución del idioma, quien lo lea hoy creerá que es escocés.

Otra cosa que me resultó curiosa fue la tipografía de varias lápidas. Siempre he asociado esta caligrafía a películas e historias de terror, pero en esta visita me quedó claro que en su día fue tan normal como el Times New Roman lo es ahora.

Y ya dejemos la fría piedra. En frente de la misma iglesia hay un aparcamiento con este trabajado mural dedicado a la fauna y flora de la zona:


¿Gusta el barrio? Si es así, parece que el sentimiento es mutuo. ¡Tienes pinta de ser alguien a quien quieren!


Nada como sentirse apreciado. Salvo, quizá, ser entendido. Esta cafetería en Central Station lo intenta:
"Dame café para cambiar las cosas que puedo cambiar y vino para aceptar lo que no pueda", dice. Supongo que el día que estos camareros descubran el carajillo cambiará el mundo.

23 octubre 2014

Eleusis


En el helénico pasado
y  bajo secreto jurado
fue Eleusis lugar
de  sacro retiro
y  lúcido pensar.
De cenobios libres
del aquí y el allá;
misterio y ciencia,
pensamiento  y verdad.
Guía de almas
fue aquel seminario,
de higiénico ayuno y
libaciones sagradas:
experiencia mística
del  hombre sabio.

 Once siglos tuvieron a
Eleusis como santuario.
Hasta que   Roma quiso,
por el bien de su dogma
y la oscuridad del cristiano,
constase en su obituario.

Y años pasaron,
y Esquilo llorando…
Y necesario era
dar esperanza y luz
a los condenados.

 Y  llegó Fernando,(1)
con Javier al lado: (2)

Fausta catarata,
con fuerza y caudal,
de agua deseada
y del mismo manantial.
Húmeda danza
del  bendito azar,
que a derramarse viene
en el seco pedregal.
Son los ecos de Atenas,
la redención de lo vulgar.
¡Auto sacramental!

 Nada cambia al río
aunque siempre sean
distintas las aguas
que buscando van
el mismo mar.  


(1) Fernando Sánchez  Dragó
(2) Javier Redondo Jordán