12 mayo 2016

Partida y retorno


Fugaz fue la partida,

gélida se tornó la primavera

y con el adiós obligado,

en mi soledad pensé:

mi sitio está a tu lado.


Me he acordado de ti,

sin ti y contigo he estado

y en el rodar de las horas,

en mi soledad pensé:

mi sitio está a tu lado.


Tu voz me suena cercana,

esperanza son tus brazos

y en diálogo callado,

en mi soledad pensé:

mi sitio está a tu lado.


El tiempo de mí te aleja,

a mí te trae el silencio

y de aromas de jazmín colmado,

en mi soledad pensé:

mi sitio está a tu lado.


Después de la inquieta espera,

cuando ya tu beso llega

y seguro de que a mí has retornado,

en mi soledad pensé:

mi sitio está a tu lado.

6 comentarios:

  1. Espero que lo tengas a tu lado.
    Gracias por tu comentario.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu esperanza es realidad. Gracias, Celia

      Eliminar
  2. Volviendo, girando, y seguro que tu sitio está a su lado. Que le da al poema una cadencia y una afirmación de este amor que siempre a estado ahí. Bello poema, contra el tiempo y las primaveras gélidas. Contra las circunstancias y la soledad. ¡Contra todo!

    PD: Muy buena foto de acompañamiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de esos poemas que salieron de un tirón. Se quedó entre papeles unos años, se retocó un poco y se le dio el remate. Me satisface que sea de tu agrado.
      En esta ocasión la inspiradora de los versos y la de la foto son coincidentes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Inquieta espera.

    Me encantó tu entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre satisface que lo escrito diga algo para el lector. Gracias, María.

      Eliminar