29 septiembre 2010

New Lanark, vivendo una utopía.

New Lanark es un pueblo del Sur de Escocia, a orillas del río Clyde, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

New Lanark no es especialmente llamativo. La arquitectura es muy regular y el atronador ruido de los rápidos te acompaña donde quiera que vayas. Sin embargo, este pueblo ha sido el hogar de soñadores y visionarios durante más de doscientos años.


La aldea se fundó en 1785 para dar residencia a cientos de trabajadores de la industria algodonera, que aprovechaba la energía de los rápidos y cataratas del río Clyde para hacer funcionar sus molinos. Diez años más tarde un tal Robert Owen se hizo cargo. Aunque las condiciones de trabajo eran normales para la época, Owen las creyó insuficientes. Se ocupó de que sus empleados reservasen la sexta parte de su jornal para crear un sistema sanitario universal (el germen de la Seguridad Social). Con los fondos obtenidos en la tienda del pueblo (donde los precios se mantenían lo más bajos posible), se creó la primera guardería de la Historia y un colegio donde los niños asistían en jornada completa hasta los diez años, pudiendo hacerlo hasta los doce si querían. El castigo corporal como método pedagógico estaba prohibido. Además se creó una escuela nocturna donde estudiar hasta los veinte años. Gran número de personalidades visitaban las fábricas para comprobar la viabilidad de un ambiente industrial rentable con una fuerza de trabajo saludable y satisfecha. New Lanark se convirtió en el símbolo del socialismo utópico.

Catarata Cora Lynn, una de las que abastecen de electricidad a New Lanark
La obra de Owen fue continuada y en 1898 los propietarios de New Lanark usaron parte de la energía producida en las turbinas de los molinos para abastecer a las casas de electricidad gratuita.

En su mayor apogeo, la población llegó a los 2.500 habitantes, pero fue disminuyendo con la llegada de métodos industriales más mecánicos. El declive continuó a medida que las exportaciones de algodón de otros países bajaban de precio. En 1968, la última fábrica cerró. Residencias y viejos molinos se dejaron a merced de los elementos.

Ruecas en funcionamiento
En 1975, se fundó el New Lanark Conservación Trust, para impedir la desaparición del pueblo. Gracias a una fuerte inversión de diferentes estamentos, la aldea resurge, aunque ahora la utopía perseguida es otra. Es el destino turístico ideal.

Las turbinas de 1929 vuelven a aprovechar los rápidos del Clyde para -con la ayuda de una central hidroeléctrica moderna- abastecer de energía renovable al pueblo y parte de los alrededores.

Los edificios más emblemáticos son pequeños museos.

Todo el pueblo es accesible en silla de rueda (que puedes pedir prestada) y los museos cuentan con guías en veintiséis idiomas, letra grande y braille.

Los molinos no cardan algodón, pero sí lana, que hoy es más rentable.

Hay un cómodo hotel con spa, un hostal, varias tiendas y una cafetería.  La cafetería, a pesar estar en medio de una atracción turística y de carecer de competencia, continúa el espíritu de Owen al ofrecer un menú variado, hecho con productos locales o de comercio justo y a precios muy razonables.

El molino más antiguo, hoy hotel y spa
Me gustaría decir que el New Lanark del siglo XIX volverá a probar otro imposible. Espero que algún día ocurra. De momento, la última fase de restauración se ha retrasado por falta de fondos.

11 comentarios:

  1. Que gran entrada y me ha encantado también porque yo sigo dando vueltas a la crisis de la socialdemocracia. Viene muy a cuento de la situación actual y cómo emprendedores se las ingeniaban para sacar beneficios para todos.

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad es que, además de por su manera de ver la vida, a través de tus fotos el pueblo parece una maravilla.

    Un gran blog que visitaré asiduamente.

    Un saludo desde Brevemente.

    ResponderEliminar
  3. David: me alegro de que te guste. Ayer iba a soltar la típica parrafada sobre la huelga, pero también me dí cuenta de que New Lanark estaba relacionado. Por aquellos tiempos no había ni sindicatos, ni patronal ni gobiernos entrometidos. La situación general era peor, pero no se solucionó desde arriba, sino desde abajo, entre un buen empresario y sus trabajadores.

    obiwan1977: ¿su manera de ver la vida antes o ahora? Es curioso que te parezca un pueblo bonito, como digo en la entrada, a mi la arquitectura no me agrada especialmente. En fin, buena suerte en el concurso...

    ResponderEliminar
  4. Principalmente me refiero a su forma de ver la vida en los inicios del pueblo, con ese socialismo utópico bien entendido.

    Sé que te decias que no te parecía una arquitectura bonita, por eso comento que, pese a tus palabras, las fotos muestran unos paisajes espectaculares. También es verdad que tengo una extraña fijación por las caídas de agua. Quizás alla sido eso lo que más me alla llamado la atención.

    ResponderEliminar
  5. Hola obiwan1977, gracias por las aclaraciones :-)

    A mi también me encanan las cataratas y el caso es que me llevé una decepción al ver lo mal que había salido esta en la foto. Si la quieres ver bien, pon "Cora Lynn" o "Falls of Clyde" en le buscador de Flickr. "Falls of Clyde" es el nombre que recibe un grupo de cuatro. Están a lo largo de un paseo de 5km. Cora Lynn es la más cercana a New Lanark, me queda pendiente hacer el paseo completo.

    ResponderEliminar
  6. Cuando te visito, me das unas pistas tan sugerentes que rápidamente las apunto para el futuro.
    Montón de gracias, besos

    ResponderEliminar
  7. Virgi, pues entre las escapadas que cuento y las que me da pereza escribir pero que a lo mejor te interesan, cuando te de por venir por aquí mejor que lo hagas con mucho tiempo :-)

    ResponderEliminar
  8. ¡Dios, no tendré tiempo devisitar tantos sitios pendientes!. Pero lo hago a través de tu visión y de tu espíritu.Quien no se conforma es porque no quiere... ;-) Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. tanci: será cuestión de hacer un resumen y dedicarse a unos pocos escogidos. O dejarse llevar y que el azar o la oportunidad te guíen (que es lo que hago yo la mayor parte del tiempo). :-)

    ResponderEliminar