10 mayo 2010

Culross: sal, carbón y brujas

Culross es una ciudad del s.XVII en el SE de Escocia, a aproximadamente una hora en coche de Glasgow. Durante setenta años, el National Trust for Scotland (una ONG para la conservación del patrimonio natural y cultural escocés) ha ideado varios proyectos de restauración. Hoy su estado de conservación es tal, que gran parte de las casas vuelven a estar habitadas.
Este edificio es el ayuntamiento. Data de 1626 y estuvo en uso hasta los años noventa. La torre del reloj es un añadido del s.XIX.
El piso superior era la cárcel donde se encerraba a las mujeres acusadas de brujería antes de enviarlas a la hoguera en Edimburgo.

La estaca que se ve en la izquierda es el eje central del "tron", una balanza operada por el "Tron Master" y empleada como sistema de medida independiente y objetivo entre los comerciantes locales. En la base se ve cómo sería una reconstrucción completa (pulsar en la imagen para aumentarla).
Este edificio amarillo es el palacio residencia de Sir George Bruce, el mercader e ingeniero que llevó a la ciudad a su mayor esplendor al idear la primera mina de carbón submarina en 1575. El carbón bueno se vendía, el de peor calidad se usaba para evaporar agua marina y producir así sal.

Una cosa que me gustó fueron las proporciones de las casas. Si comparamos el tamaño de los carteles y el banco para sentarse con el de las puertas y ventanas, vemos que la mayoría de edificios están hechos para personas de una estatura media de 1.60m. Todo el pueblo es así, lo que le da un efecto de casa de muñecas.

Pero no todo va a ser cultura. En Culross hay un par de cafés encantadores donde tomarse un buen té con pastitas. Si hay duda, que se lo pregunten a este petirrojo fanático de la mantequilla, que se pasó más de diez minutos picoteando y posando para los turistas.

Esta calle es Tanhouse Brae, el distrito de los curtidores. En tiempos esta era una de las zonas más malolientes de Culross, porque para curtir, además de la sal que producían en la parte baja de la ciudad, hacía falta orina (a ser posible, de chucho). La calle perpendicular aún arrastra la secuela de llamarse "Stinking Wynd" (en escocés, "callejuela apestosa"). Huelga decir que a este barrio la burbuja inmobiliaria lo dejó de lado.

Por último, las ruinas de la abadía. Hoy solo queda operativa la torre (al fondo), que funciona como iglesia parroquial.

La abadía fue hecha por el hermano de George Bruce y es contemporánea del palacio. La diferencia en refinamiento viene de que Sir George empleó a armadores del puerto para hacer su casa, mientras que su hermano llamó a un arquitecto.

La mayoría de las calles conservan el nombre original, como "Cat's close" (callejón del gato) o "Wee causeway" (en escocés, pequeña calzada).

El National Trust for Scotland hace visitas guiadas de una hora que incluyen el interior del ayuntamiento, el palacio y el "estudio" (la casa del obispo Leighton, del s. XVI). No los he enseñado por dentro porque no se permite sacar fotos.

Culross está muy a mano si estás en Edimburgo o St Andrews y es un agradable cambio si te apetece un descanso de los múltiples castillos, destilerías y campos de golf que siembran la zona.

7 comentarios:

  1. A veces pienso que Escocia es el país más bonito del mundo, si no fuera por su nubolosidad variable.
    El ayuntamiento y la abadía, impresionantes por motivos distintos.
    ¡¡La Calle Apestosa se salvó!! Ja,ja. Magnífica casualidad.

    ResponderEliminar
  2. Hola Miércoles y Demián!

    Es un placer haber encontrado el blog de ustedes y poder disfrutarlo. Buscaba un blog que hablara de Escocia y llegué hasta ustedes por casualidad. Por cierto, me presento: soy Marcos y desde hace algo más de un año padezco una extraña enfermedad fruto de la adicción a la Literatura. Tengo un blog, tintaentrepapeles, donde publico cositas de poesía y narrativa, también participo en otro llamado La Esfera Cultural, donde comentamos, en un grupo de gente de todas partes de España que nos encanta la escritura, nuestros trabajos. Yo soy de Gran Canaria, la mayoría viven o son de Tenerife pero los hay de todos los lados. Hace poco nuestro ´Jefe de la Tribu se le ocurrió una genial idea. Hacer una novela entre todos, para ello creamos un nuevo blog con el ocurrente nombre de 7plumas, evidentemente somos 7 autores. Lo echaríamos a suerte cada tres o cuatro días escribiríamos un capítulo uno de nosotros. El primero escribiría de lo que fuese. A Inma, le tocó escribir primero, lo hizo muy bien, en su relato hablaba de una chica de 25 años llamada Sophie que vivía y trabajaba en Edimburgo. Desde ese día, y ya llevamos un par de semanas, nos hemos dedicado a recorrer toda la Red para saciar nuestros conocimientos y poder recrearnos para seguir escribiendo las aventuras y desventuras de este personaje. Ese es el motivo que me ha traido hasta aquí y donde he encontrado un lugar que me parece maravilloso.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Es algo que se agradece: durante los minutos que dura la lectura de la entrada y la contemplación de las imágenes, sentirse viajando, no sólo al lugar físico, sino a la historia, donde e oyen lamentos de acusadas de brujería, el mercado y el funcionamiento del "tron" (nunca te acostarás sin saber una cosa más), las ventas de carbon, los cafés para relajarse. Esa abadía derruida con tanto magnetismo. Muchas gracias, quien de momento no puede plantearse un viaje se siente muy reconfortado leyendo, viendo y aprendiendo estas cosas, un abrazo ;)

    P.D: Miércoles, no te había respondido, me alegro de que hayas descubierto blogs interesantes de la lista que puse, hay cosas muy buenas por ahí, así que me siento muy honrado si gracias a ella has podido ver cosas que te gustasen :)

    ResponderEliminar
  4. Igor:la nubosidad no la afea. Otra cosa es que la famosa "lluvia horizontal" te pille desprotegido.
    Se me ocurre que quizá la c/Apestosa se salvase precisamente por maloliente. Mi teoría sería que una vez que la industria decayó la gente prefirió mudarse a sitios más "aireados" y esta quedó olvidada. A lo mejor por eso nadie intentó modernizar las casas o sustituirlas.

    Marcos Alonso: me alegro de que disfrutes del blog.
    Aunque no escribe sobre Escocia, una bloguera que conoce muy bien Edimburgo (vivió allí oco años) y a la que le gusta la literatura es a Saray ( soysarayyopino.blogspot.com/ ). En cuanto a novelas, te recomiendo ojear a Alexander McCall Smith. Varios de sus libros se ambientan en la Botsuana de su niñez, pero tiene bastantes en Edimburgo. Aquí "Number 44 Scotland Street" es muy conocido. Hay otros autores contemporáneos, pero a la mayoría les encanta regodearse en los ambientes de droga y delincuencia.

    Explorador: a mi escribir las escapadas de sábado también me ayuda: me hace volver a ellas durante la semana, cuando la rutina me intenta envolver. Me he hecho socia del National Trust, y ahora hay que amortizar el gasto, así que habrá más.


    Por último: me da mucho reparo sacar la historia de los lugares que visito, por si os pasa lo que a mi en otros blogs, que los leo y pienso: "Para esto me iba a la Wikipedia". Si esto ocurre, por favor, ¡que alguien me avise! :-)

    ResponderEliminar
  5. Gracias Miércoles por la información, me será de gran ayuda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola! Buscando información sobre Culross encontré este blog. Qué felicidad! Lo iré leyendo de a poquito. Soy de Argentina y visité Escocia hace casi 20 años, pero fue una experiencia inolvidable. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, siempre anima saber que alguien nos lee.

      Eliminar